El reto más importante en psicología es la integración de las distintas teorías y técnicas de psicoterapia. La actitud habitual de cada enfoque terapéutico, limitada a lo propio e ignorante de lo ajeno, resulta obsoleta para ofrecer un servicio de ayuda adecuado. Este principio fundamenta el trabajo de Alter Consulta.

El malestar psicológico incluye desde trastornos alimenticios, de ansiedad y depresión, o problemas personales, éticos y relacionales, hasta el sentimiento de vacío o la falta de comprensión y autoconocimiento. Cada situación parte de unas circunstancias personales que, a su vez, resultan inseparables del entorno social.

Atender estas cuestiones de manera adecuada precisa herramientas de análisis y reflexión que el acelerado ritmo de vida actual limita al ámbito de la consulta terapéutica, donde resulta imprescindible que la aplicación de las técnicas de psicoterapia tenga un sentido coherente.

La integración implica abandonar las perspectivas reduccionistas, que no pueden dar razón de la complejidad del ser humano. Sólo una concepción completa de la persona y su contexto puede acoger las variadas técnicas terapéuticas de manera consistente y bien fundamentada.

La integración en psicología y psicoterapia alcanza su máximo nivel al subsumirse en la más amplia integración entre psicología y filosofía. La psicología tiene un estrecho vínculo con la filosofía. Las principales formas de psicoterapia (psicodinámica, cognitiva-conductual, humanista, existencial, transpersonal, crítica) fundamentan sus teorías y métodos en la tradición filosófica.

La emergencia del asesoramiento filosófico, además, pretende retomar el objetivo originario de la filosofía: «Vana es la palabra del filósofo que no cura ningún sufrimiento del hombre», proclamaba Epicuro. La actividad filosófica fue sinónimo de medicina para el alma hasta que la psicología moderna heredó esta función terapéutica en la que hoy ambas se encuentran. De este modo, tanto las escuelas de psicoterapia más avanzadas como el asesoramiento filosófico entienden que en la raíz de los problemas de salud mental se encuentran conflictos vitales derivados de la comprensión de la realidad y las relaciones con el entorno.

Lejos de mantener la tradicional actitud jerárquica con el consultante dictándole una supuesta solución a su problema, el terapeuta asesor desarrolla una relación horizontal en la que ayuda al consultante, mediante preguntas, técnicas e indicaciones adecuadas, a tomar consciencia de su problemática real con el objetivo de resolverla y lograr así la deseable autonomía personal.


Más información: "El asesoramiento filosófico y la integración en psicoterapia"


Alter Consulta

Gabinete de psicología y asesoramiento filosófico.

Piscologos Madrid.

Conforma una de las primeras consultas interdisciplinares de psicología y filosofía presentes en España y en el ámbito internacional

www.alterconsulta.com

Dirección: c/ Velázquez, nº146, planta 4, puerta 403

Teléfono: 622 095 332